LEVI’S 700

É mesmo assim, Levi’s 700.
Porque este post é sobre isso e sobre a primeira vez que embarquei numa coisa destas, que reúne bloggers como imprensa e imprensa canónica, para promover uma actividade de demonstração de produto.
Eu fui a demonstradora oficial do reino ibérico, como o jamón, e foi por isso que, pela primeira vez, estive num evento destes.
A convite da Levi’s fui num instante a Madrid a um encontro ibérico reservado a imprensa e convidados, para a apresentação da nova série 700.
À semelhança de outros eventos que já presidi sobre roupa, sob a forma de workshops ou palestras ou conversas, sempre sobre  história do vestuário e a sua relação com a cultura popular, mas também por causa deste blogue foi-me pedido que fizesse exactamente o mesmo: que falasse de forma simples e curta da dita série 700.
Estaria a ser tremendamente hipócrita se não mencionasse isto aqui ou se pura e simplesmente dissesse que tinha sido importante, ponto final. Fiquei muito feliz por poder participar no evento, por ser eu a oradora e embaixadora desta nova série de um produto que em bom rigor, consumo e não é pouco.

Deixo-vos com as minhas fotografias e com o texto que me serviu de base para a conversa.
Está em castelhano, porque me foi encomendado assim, e já que falo… Pimba!

* * *

Hola,
Buenas,
Me llamo Joana Barrios y me han encargado de hacer el número de abertura del encuentro de hoy, algo que me pareció desde luego muy atractivo, pero que también me parceió un poco difícil.

A ver, os cuento:
Ya sabeis que me llamo Joana Barrios.
Soy portuguesa.
Llegué hace rato de Lisboa y a Lisboa es para donde iré mientras terminemos esto.
Soy actriz.
Y puedo hoy decir que soy actriz porque, aunque a nosostros, actores y actrices, parezca siempre que el abismo está justo allí en la próxima pasada, he logrado ser actriz.
Y cómo?
Trabajando muchísimo en un montón de cosas que no son ni teatros o estúdios de cine, mucho menos de television. Escribo una columna semanal de opinion en un periódico nacional, hago styling y producción de sesiones fotográficas de moda o publicidad, escribo como ghost writer para quien lo necesita.
Desde luego se nota que soy actriz: todos los días soy alguien diferente.
Y si antes tenía alguna vergüenza en contestar a la pregunta Qué haces?, hoy, si me lo preguntan, siempre contesto soy actriz.

Para hoy me pidieron que construyera un personage feminino asi super guay y rompedor y molón y super a tope. Hasta me sugerieron empezar esto aqui sentada en un sillón de diseño, fumandome un cigarillo y tomando algo con alcóol.
Pero son las once de la mañana y me gusta más el café con leche.

Bueno, me fui a casa y me puse en ello.

Y mientras reflexionaba, llegué a la conclusion que mejor que construir un personage, podría ser yo y hablaros de una clase de personages que no suelo ver representadas en el mundo de la presencia narcisita de la moda, de los blogs y de todo ese rollo.
Tal y como muchas de vosotras – lo siento porque de repente este es un evento feminino por el vaquero feminino que ahora se presenta – yo también tengo un blog. Lo llevo desde el 2009, el año en el que volvi a vivir en Lisboa después de unos años entre Barcelona y París.
Asi que mi blog, desde el punto de vista del crecimiento normal de un blog que ya lleva seis anos, sigue siendo un blog muy pequeño, muy poco visto y donde solo escribo.
Por eso es mi primera vez en algo así.

Hola, soy Joana y ahora mismo podría sólo tener esta enfermedad del trastorno de personalidad, pero no. Todo esto es verdad.
Sólo que puede no parecer porque desde aqui del escenario, todo parece ficción.
Mi vida es así – Puro Teatro.

Me considero feminista y sé que soy rompedora en muchas de las cosas que hago, pero también sé que a veces pierdo un montón con ello; y otras no.
No creo que soy una chica fácil de compreender, pero eso, lo siento ser yo a dar la notícia, ninguna de nosotras lo es; y no necesitamos estar cabreadas con nosotras por no ser sencillas, vale? Y tampoco estamos locas. La gente si que está loca. Y si nosotras, mujeres, también somos gente… (esto lo ha dicho Tavi Gevinson en su TED talk de 2013)

Hoy estamos aqui por LEVIS. Porque LEVIS ha considerado importante que estuvieramos aqui. Mañana, quizás, estaremos por otra cosa. Y lo guay es que podamos siempre estar juntas y congregadas en torno de algo que nos de poder y nos trasmita confianza. Algo que pase esos valores que hoy en día se llaman feministas, pero que no son más que la base de mi educación de toda la vida: libertad, unión, fuerza.

Ayer, mientras tomábamos algo en el hotel, le miraba a las chicas portuguesas y me espantó la diversidad de estilos que de repente estaban allí. Si al início le parecemos al mundo todas iguales con nuestros vaqueros, os digo que le miraba a Carolina con su vaquero un poco retro años 80 y su bandana al cuello y le veía como una fan de Bruce Springsteen, o a Ana, a quien no conocia, con su pantalón ancho, confortable para un viaje y para su vida professional muy activa y siempre divertida llena de imprevistos.
Todas llevaban LEVI’S.

La serie 700 con los seis modelos que ahora se presentan hoy, existe desde finales de los años 30. LEVIS tuvo la delicadeza de construir un pantalón para la mujer que trabajaba y llevaba LEVI’S de hombre. Comercialmente se sabe hoy que al final de cuentas, no eran tantas las mujeres que los llevaban, pero LEVI’S lo hizo.
En terminos históricos, es muy importante pensar que en la década de cuarenta, en los Estados Unidos, las mujeres han empezado a trabajar porque se vivía el período de la Segunda Guerra Mundial; darle a la mujer algo más para que tornara suyo, que le comunicara fuerza, sólo podría ser una buena apuesta.
Aunque no hayan sido muy populares, las pocas mujeres que trabajaban o llevavan vaquero LEVI’S era mujeres fuertes, cuyos maridos efectivos o por venir, estaban muy lejos o en condiciones inimaginables.

Cuando era pequeña me acuerdo de mi obsession con Janis Joplin. Le pedí a mi madre una biografia suya y ella me la regaló por mi cumple. En castellano. Tendría unos 12 o 13 años, y lo que más me espantó es que Janis, que de adolescente era un poco fea y tenia acne, el pelo muy largo y también algo feo, odiaba la moda de su época, asi que su forma de ser rebelde a finales de los cinquenta era llevando vaqueros y camisas de hombre.
Llevar vaqueros como un acto de rebeldía para mi, a los 13 años, era muy abstracto.

A nosotras nos lo puesieron muy fácil desde siempre.
Se asocian los vaqueros a California y a los movimientos más trasgresores de siempre. A la beat generation de Kerouack, pero también a los motards y rockeros teddy boys. A los primeros movimientos de contracultura o contestación del sistema en los conturbados años del posguerra. Las drogas, la música, California, San Francisco.
En Rebel Without a Cause, o Rebelde sin Causa, de Nicholas Ray, del 1955, una película que cumplirá 60 años el 27 de Octubre, James Dean es un jóven delinquente suburbano.
No hablaremos de la película pero si de su estilo: un vaquero, una camiseta blanca y una chaqueta de piel que siempre nos pareció no tener color, pero que es roja.
Cómo curiosidad, la emblemática Natalie Wood también entra en esa película en el que el rebelde sin causa es un tío en vaqueros.

Seis años después, en su major y más impresionante película, Marilyn Monroe es Roslyn, una mujer divorciada que se va al campo con dos amigos hombres pasar unos días. Se enamoran de ella. Surge un tercer hombre que también se enamora de ella. Ella juega super bien al ping pong. Hace un montón de cosas de hombre como nadie y hay un día en el que todos se van a cazar caballos. Ella empieza a vestirse como ellos, que es decir, vestirse como James Dean en Rebel Without a Cause. Marilyn viste camisa blanca y vaquero con chaqueta vaquera de sheer collar.
En la película, cuyo argumento es de su entonces marido, el dramaturgo Arthur Miller, Monroe es una Mujer en todo su esplendor y la primera estrella a surgir en vaqueros. Un momento muy alto para la simbologia del más grande simbolo sexual del mundo.
La película se llama The Misfits, la puse super sencilla ahí por unas palavras demasiado sencillas para no contarla y esperar que se vayan a verla, y es de John Houston.

Hace poco tiempo leí algo muy interesante sobre Marilyn: estando con alguna amiga suya de paseo por Nueva York, la gente no le reconocía y ella podría estar allí disfrutandolo super bien y su amiga se quedaba feliz y algo intrigada con esto de estar con la estrella mayor de Hollywood y que nadie le reconociera. Pero luego Marilyn le dice: quieres que esté Marilyn de paseo, o Norma?
La amiga le contestó Marilyn y luego  Norma empieza a hablar como Marilyn y el paseo se terminó porque la gente se volvió loca.

Nosotras, mujeres, tenemos esta capacidad de ser mucha cosa a la vez.
Y si ha sido Marilyn a hacer del 700 el pantalón sucesso de ventas, veinte años pasados de su lanzamiento, imaginense lo que podemos nosotras hacer ahora mismo que no tenemos que escondernos o moderarnos.

Hoy somos libres y podemos elegir si queremos un pitillo porque es lo que nos mola desde siempre o si queremos ir un poco más a la moda con un bootcut o con un boyfriend. Si estamos más punk o más Rachel Zoe.

Lo devemos a LEVI’S y a Janis Joplin, a Marilyn Monroe y a todas las que no tienen nombre, pero que nos lo han puesto fácil.

Con una caja que sienta super bien en nuestras caderas a las que siempre encontramos algun defecto por no tener el thigh gap suficiente o lo que se han inventado para hacernos sentir horribles y una consistencia un poco más elastica, el 700 de hoy es cómo nosotras: la evolución. El seguimiento lógico de una história de construction.

AH, Y MARILYN LLEVABA UNA 34!

* * *

Nas fotos estão a Carolina Flores, a Soraia Carmo, a Ana Gomes (que não conhecia e de quem gostei muito e que estou na mesma escola que eu e pronto, sim), o Ivan Martins, a Lígia Gonçalves, a Raquel Simões, a Rute Serra, a Sara Andrade, a Rita Avelar, a Maialen de Arroyabe, as irmãs Lucia y Helena Cuesta, a Elena Gallen, a Pitty Bernad e acho que está toda a gente… Uffffff!
A foto de abertura deste post foi roubada à Carolina Flores.

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *